Luisa Fernanda Rudi estuvo presente en los festejos del Centenario del Centro Aragonés de Terrassa

Pastor preside la firma de un convenio decooperación en materia de seguridad ciudadana entre Fomento y la Generalitat de Cataluña

Portada revista Primacía nº 81 PITINGO

MALÚ “GIRA SI”

INDIGO PRODUCTIONS PRESENTAN "IRISH CELTIC"

“3 BODAS DE MÁS”

Homenaje al poeta Miquel Martí i Pol

SALVADOS PRESENTADO POR JORDI ÉVOLE CADA DOMINGO A LAS 21:30H

Uno de los grandes escritores de la literatura universal ha fallecido en México a la edad de 87 años

El programa "Tarde en La 2" ha entregado los premios "Continuará" de cultura 2014

PASCUA 2014

Manuel Carrasco pública nuevo disco Bailar el Viento

RAFAEL CATALA PARTICIPA en una jornada sobre EL EJE MEDITERRANEO en el nuevo Ciclo Europeo

MAGAZINE PRIMACÍA MAYO 2014

Diana Navarro Sinfónica - Gira 2014. Con la Orquesta Sinfónica del Aljarafe, dirigida por el maestro Pedro Vázquez

Entrevista en rueda de prensa a: Alex de la Iglesia

INSTINT PRESENTA LOS PRIMEROS PROTAGONISTAS DEL 2014

Donde estuve ayer volveré mañana - Jesús Pérez Marqués

La Unesco abre en Catalunya un centro para estudiar las Reservas de la Biosfera Mediterráneas

 

UN MOTIVO PARA RECORDAR Y ESCRIBIR SOBRE UN AMIGO FRANCISCO CANDEL 50 ANIVERSARIO DE SU LIBRO ELS ALTRES CATALANS

Entrevista a José Mota

DIANA NAVARRO - SINFÓNICA GIRA 2014

Entrevista a Aida Folch

MALÚ “GIRA SI”

INDIA MARTíNEZ DE GIRA CON " CAMINO DE LA BUENA SUERTE"

DAVID BISBAL – “TU Y YO” NUEVO DISCO Y GIRA

LA MINISTRA DE FOMENTO Y SU HOMÓLOGO FRANCÉS FRÉDÉRIC CUVILLIER, INAUGURARON EL AVE ESPAÑA Y FRANCIA

PREMIOS ONDAS 2013

EN EL HOMENAJE A LA CONSTITUCIÓN LA DELEGADA DEL GOBIERNO REÚNE POR PRIMERA VEZ A PSC,PP, Y C'S, EN BARCELONA.

Seat estrena la mayor planta solar de la industria del automóvil en el mundo

http://www.cepaecsiglo22.org/images/escritores/1/martincid.jpg

Sobre la ley del maltrato
por Martín Cid
http://www.martincid.com

Hay asuntos peliagudos de los que más vale no hablar. Uno de ellos es, por ejemplo, el de las mujeres maltratadas. Que nadie se asuste, no voy a defender el maltrato (ni masculino ni femenino), pero sí voy a intentar entrar en el fondo del problema: las consecuencias de esta ley y lo que realmente pretende.
Discriminación positiva. A la mujer se la trata legalmente como a alguien inferior en fuerza (venga, vale) e, incluso, se presupone que ella no puede defenderse verbalmente (este último caso no se ha dado desde mi abuela hasta mi madre, pasando por mi novia y hermanas y demás). La discriminación positiva también parte de otro hecho cuanto menos discutible: que el varón tiene el “dinerito” y que ella es poco menos que una señora de la limpieza por las mañanas, señora de compañía por las tardes y señora en la cama por las noches… todo ello pasando por una serie de agravantes de insultos, agresiones físicas y verbales que (seamos sinceros) sólo se dan en casos muy extremos.
Pero la ley contempla esta “discriminación positiva” para todas las mujeres (sí, alguien me dirá que si no fuese para todos no se trataría de una ley), lo que nos lleva a un peligroso asunto: la denuncia falsa. Por desgracia, todos conocemos casos en los que por eso de “sacarse unas pelillas” se echa a perder el matrimonio y el futuro de los hijos.
Como muestra un botón: en Ceuta, de las 119 denuncias por maltrato, nada más y nada menos que 96 fueron absolutorias. Después de desengrasar mis matemáticas y con un estupendo programa llamado Calculadora llegué a este número: 82% de absoluciones. ¿Qué sucede entonces con ese 82% de mujeres? No existe en España condena o multa alguna por falsas acusaciones en este tema y, en cambio, sí en otros ámbitos legales. De esta manera, la famosa “discriminación positiva” se convierte en un arma para mujeres que emplean la ley para beneficio propio.
Sí, claro que el maltrato (o se llame como se llame) debe ser condenado… al igual que cualquier tipo de agresión ya sea entre hombre con hombre, mujer y mujer o lo que sea. Y es que parece que nos olvidamos del asunto: la agresión está condenada por la ley.
De esta “discriminación positiva” surge otro interrogante: ¿qué se entiende por verdadero maltrato? No hace mucho contemplaba el famoso programa Informe Semanal (por supuesto, con respecto a la Semana de la Violencia de Género) en el que no se trataba del asunto de la violencia física (insisto: no hay que pegar a nadie, en esto estamos todos de acuerdo), sino de la violencia psicológica. ¿Cómo juzgar esto y, lo más peligroso, cómo se puede delimitar lo que es maltrato psicológico de lo que habitualmente sucede en las parejas (broncas en las que ninguno de los dos se dice nada bonito)? Las entrevistadas ya no eran mujeres con agresiones físicas, sino mujeres del tipo “después de suspender tres años en la E.S.O. mi pareja me dijo que no servía para estudiar” (lo grave del asunto es que es este mismo caso, no me lo invento). Esta chica, no olvidemos que salía como ejemplo en un programa de la TV pública, me temo que no está sufriendo ningún tipo de maltrato psicológico, sino a un chico que le está aconsejando (bien o mal).
Las condenas por este maltrato psicológico sólo pueden ser entendidas desde las dos partes, y nadie es culpable declarado por el hecho de pertenecer a uno u otro género. Y es que, no… los insultos de los hombres no son más graves que los de las mujeres y en el contexto de una riña o discusión (siempre sin llegar a las manos), lo que se diga no debería pasar del ámbito privado.

Ahora pasaremos a un asunto mucho más serio (y que nadie piense que me tomo a risa a las muertas por violencia): el empleo político de una ley con oscuros fines para apoyar toda una serie de cuestiones que nada tienen que ver con la violencia contra la mujer (prefiero esta expresión, lo siento). De que un partido u otro promueva una medida para proteger a alguien que, en principio, está desfavorecido no podemos inferir que este partido sea bueno en otros ámbitos de acción. Dícese: el Gobierno ha empleado una táctica evasiva manipulando conscientemente a la opinión pública para crear mediante un asunto que nada tiene de político un clima favorable a sus intereses. Y es que, por mucho que lo intenten, los maltratadores no son de derechas ni de izquierdas sino personas que, por una u otra razón, han cometido un delito. Así, la Ley de Violencia de Género sugiere toda una serie de cambios en los patrones culturales sin relación con la muerte de cincuenta mujeres el pasado año.
Y es que el asunto más grave es el siguiente: se achaca a las costumbres y la cultura del pasado hechos de violencia que son porcentualmente mínimos. De 40 millones de españoles… 24 millones de mujeres… 59 mujeres muertas… lo que equivale a (más o menos, mi calculadora está echando humo)… 0,000024583% de mujeres muertas en España por maltrato.
Infinitesimal, sobre todo cuando partiendo de estos casos (sí, muy graves) se crea una ley que trata por igual un asunto doméstico (en el que nadie sale muerto) y un asunto gravísimo pero infinitesimal.
Y partiendo de este hecho vienen las derivaciones (hoy tengo espíritu matemático): la cultura de nuestros padres nos han llevado a estas 59 mujeres muertas en el año 2009, por lo que hay que cambiar esta cultura por otra nueva que, casualmente, es la que viene de esta social-democracia tan en boga. Así, cambiamos leyes y comportamientos de antaño porque lo nuevo es mejor (o eso dicen) y condenamos por añadidura cualquier comportamiento que nada tenga que ver con la violencia contra la mujer pero que sí que tiene que ver con la cultura de nuestros padres y abuelos. Basándonos en esta idea, ya sea fumar en espacios públicos o tener una casa no insonorizada constituye un delito porque forma parte del pasado y el pasado es, según este Gobierno, algo que debe ser borrado del mapa porque 59 mujeres han muerto el año pasado por Violencia de Género.
Me comprenderán, señoras y señores, que no tiene sentido.
Hay que condenar la violencia contra la mujer porque está mal.
Y hay que condenar a los que hacen demagogia de un asunto tan grave.
Porque ellos son, al menos, tan culpables como los maltratadores.
 

Deporte y Propaganda
por Martín Cid
http://www.martincid.com

Como soy español, me he pasado el día pendiente de la finalmente decepcionante carrera de Fernando Alonso en el circuito de Abu Dabi. Unas veces se gana, otras se pierde, como sucedió en la final del Mundial de Fútbol este mismo año. Para los españoles, es un hito sin igual haber conseguido esto (nuestra primera vez).
Quiero hoy comentar este asunto, la metáfora moderna en la que se ha constituido el deporte. Antiguamente estaban las guerras y los príncipes peleándose eternamente para ganar este u otro territorio. Empleemos o no el materialismo histórico para explicar estas situaciones, sí es cierto que había claras motivaciones económicas en estos asuntos (incluso, y a pesar de lo que nos contase Homero, hubo –seguro estoy- grandes motivaciones de este tipo en la invasión de Troya). Las guerras, además, cumplían con otra función a veces bastante silenciada: la toma de conciencia y el fortalecimiento del espíritu de las gentes. Ganar al rival es siempre motivo de satisfacción y precisamente la rivalidad ha sido motivo de mil gloriosas narraciones. Ya conocido es que durante las primeras épocas de los Juegos Olímpicos los participantes paraban de pelear para rendirse a otra batalla bien distinta, la que se practicaba en la pista de atletismo.
Hace tiempo me enteré de un curioso caso: el de Jesse Owens. El hoy en día considerado un héroe nacional por los EE.UU. por haber ganado en Alemania no opinaba demasiado bien de la política racial practicada por sus compatriotas: llegó a afirmar que en Alemania le dejaban entrar en todos los restaurantes y que le trataban como a uno más. Sí, es cierto que Owens ganó cuatro medallas (100 metros, 200, relevos y salto de longitud), pero existe a este respecto una leyenda que no es demasiado cierta: que Hitler se negó a darle la mano a Owens. En sus memorias, Owens reconoce que recibió una carta de felicitación del gobierno presidido por el Fuhrer, pero que Roosvelt no invitó al atleta a la celebración en la Casa Blanca para así ganar votos entre los más sureños).
Y es que este caso me lleva a una extraña reflexión: ¿no se estará usando el deporte como parte del aparato propagandístico nacional? Recuerdo cuando llegó la selección española a esa final contra Holanda: “personalidades” (las comillas son importantes) del mundo de la política pueblan las gradas. Y es que les encanta dejarse ver en acontecimientos deportivos porque es el deporte uno de los principales palcos políticos en el que expresarse públicamente.

El deporte ha pasado en nuestra moderna época a manos del marketing político y se ha constituido en una de las armas públicas más eficaces. Desde presidentes del Gobierno que no niegan su apoyo a este u otro equipo de fútbol hasta acuerdos entre Ayuntamientos y entidades deportivas para, conjuntamente, dar a conocer una determinada imagen pública.
El deporte ha dejado de estar en manos de los deportistas. El deporte es una actividad física, sí… pero detrás de él se mueven tantos intereses que hacen del deportista el actor de un teatro mediático gigantesco. La labor del deportista ya no está en ser mejor o meter más goles: consiste en vender imagen y marca… en un mundo moderno en el que la propaganda se realiza a muy distintos (pero equivalentes) niveles.
Me gustaría, por una vez, volver a ver un partido como los de antes, una carrera limpia y alguno de esos milagros (como el de Owens) que hicieron más grande al deporte y más pequeña a la política.
Porque se lo merecen (políticos y deportistas).

**Martín Cid es autor de las novelas Ariza (editorial Alcalá), Un Siglo de Cenizas (editorial Akrón), Los 7 Pecados de Eminescu (ebook) y del ensayo Propaganda, Mentiras y Montaje de Atracción (editorial Akrón).

Share Button

Presentación CEPAEC 2016

Entrevista a: José Antonio Labordeta

Francisco Candel, la actualidad del recuerdo


Entrevista a: Xavier Grau i Sabaté, por: Jesús Pérez Marqués

DELANTE 2016 - JESÚS PÉREZ MARQUÉS

Entrevista a Fernando Arrabal  

SERRA RIVERA, VINTAGE PRIMITIVE y MANOLO BALLESTEROS en CYPRUS

BABYLON

ENTREVISTA A PILAR EYRE, JESÚS PÉREZ MARQUÉS

La ministra de Fomento, Ana Pastor, visita al Salón Náutico de Fira de Barcelona

XV ENTREGA DE LOS PREMIOS “PROTAGONISTAS DEL AÑO” 2011

Entrevista a:David Janer el actor justiciero de (ÁGUILA ROJA)

Entrevista a: Antonio Orozco

Soledad poema de:- Gloria Gorinaldesi

PARE MANEL ,MES A PROP DE LA TERRA QUE DEL CEL

Mucho ruido y pocas nueces, de William Shakespeare y con dirección de Àngel Llàcer

Entrevista: Arturo Fernández

Rafael Amargo Portada en la revista Primacía

Spannabis, la Feria del Cáñamo y tecnologías alternativas

2006 - 2008- Pesca del Sirulo - Nueva entrega

Genios por error

'Generación Rock' con Melendi en TVE

DANI MARTÍN REGRESA AL PANORAMA MUSICAL Y LO HACE CON “CERO”

UNA ARDILLA EN MI JARDÍN

 

Pastora Soler (Una mujer como yo)

Lucrecia celebra la fiesta de la Primavera

Premios Pentagrama 2010

Lolita Flores "De Lolita a Lola"

Dos pájaros de un tiro: Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina gira 2.007 (BARCELONA)

Miguel Bose en Barcelona “PAPITOUR”

El programa "Tarde en La 2" ha entregado los premios "Continuará" de cultura 2014